7 lecciones que nos deja el trail running en 2020.

Decir que el 2020 es probablemente el año más loco que hemos vivido es casi redundante. El planeta entero se vio paralizado por una emergencia que nunca pensamos vivir. El trail running no se quedó atrás, miles de carreras alrededor del mundo tuvieron que ser postergadas, canceladas, e incluso algunos bonitos proyectos llegaron a su fin.


Pero... ¿Pensar que 2020 fue un mal año? Si, es posible y tal vez es un pensamiento general... Sin embargo, nos gustaría compartir con ustedes algunos aprendizajes que nos llevamos en Fuerza Natural después de estos loquísimos 365 días. Antes, queremos darles un poco de contexto: En 2020 teníamos planeados al menos 6 carreras a lo largo del año, de las cuales no pudo realizarse ninguna.


Estas son algunas cosas que aprendimos del trail running en 2020:


1. Aprendimos que podemos vivir sin carreras, que lo realmente importante y lo que nos acerca a la montaña es simplemente estar ahí, en los senderos. La verdad es que no necesitamos carreras para ser corredores, no necesitamos medallas para ser ganadores.


2. Aprendimos a valorar la libertad de estar ahí afuera, tuvimos que pasar días, semanas y meses dentro de nuestros hogares para estar seguros. Salir a pasear al perro, a la farmacia o simplemente a comprar en el mercado se convirtió en una aventura, de esas que estábamos tan acostumbrados a vivir cada fin de semana.


3. Aprendimos que las montañas no se van a mover de su sitio, y que cuando tuvimos por fin la libertad de salir, allí estaban todavía dónde las habíamos dejado. Ellas nos esperan el tiempo que sea necesario, aprendimos que las prioridades de la vida van más allá de correr o montarse sobre una bicicleta.



4. Aprendimos que unidos, como comunidad, somos imparables. Llegamos juntos hasta la luna, y fuimos capaces de juntar una gran donación a la Cruz Roja, justo cuando toda esta locura apenas comenzaba, no teníamos ni idea de lo que se nos venía, y tal vez aún no lo sabemos.


5. Aprendimos que el trail running es mucho más que una competencia y nos enfocamos en aquello que sentíamos que era importante: Recorrer las montañas, fuimos de caminata, de campamento... y fuimos felices. Lo que amamos es estar en la montaña, el cómo es irrelevante.


6. Aprendimos que somos insignificantes al lado de la naturaleza, que solo somos una mínima particular dentro de un complejo sistema. Debemos respetar nuestro contexto, nuestro lugar y entender que debemos ser parte de la solución, y no del problema.


7. Aprendimos finalmente, que por más cuesta arriba que sea la vida ( o la carrera ) siempre habrá la esperanza de seguir adelante, pero sobretodo, las ganas de seguir recorriendo senderos y caminos. No solo en la montaña, sino dentro de nosotros mismos.



Así que a todos los que formaron parte de está loca carrera llamada "2020", gracias. Somos afortunados de estar vivos el día de hoy, son muchas las personas que ya no están entre nosotros, y debemos seguir luchando en su nombre. Como en una carrera, llegamos a la meta y ya queremos saber cuándo es la próxima. Mañana comienza un nuevo recorrido, y debemos disfrutar del camino, sin pensar tanto en la meta.


A todos los que formaron parte de algunas de las actividades de Fuerza Natural en 2020, nuestro infinito agradecimiento. Tuvimos la suerte de conectar con decenas de miles de personas alrededor del mundo, y del universo. Fue un año lleno de retos, pero también de satisfacciones, de confirmar nuestra pasión por las montañas y de entender por qué hacemos lo que hacemos.


Nos vemos en las montañas en 2021, si la vida lo permite.

Los queremos mucho, Feliz Año Nuevo.


Kathe+Andrés

296 vistas0 comentarios
Suscríbete al boletín del trail runner

Fuerza Natural, todos los derechos reservados desde 2012